Entiendo la terapia como un proceso de aprendizaje, reconexión e integración.

Para mi fue revelador aprender a escucharme. Escuchar no sólo la idea que tenía de mi misma, sino a todas mis voces internas, mis partes heridas, mis defensas, partes silenciadas, enfadadas… escuchar mi cuerpo, corazón y pensamiento. Aprender a atenderme en toda mi complejidad y a cuidarme con amor y respeto.

Y lo que aprendí es lo que puedo ofrecer. Te puedo acompañar en tu búsqueda a partir de la escucha atenta, para junt@s ir entendiendo tu mundo interno. Comprender, revisar y transformar, si cabe, patrones y creencias aprendidos que puedan ser ahora disfuncionales en la relación contigo mism@ y con los demás. Acompañarte a redescubrirte para gozar de una vida más plena.

Descubrir el poder y la influencia de los primeros años de vida me ha llevado a poner una mirada especial en la niña interior que todas llevamos dentro, y a cuidar los cimientos de las personas a través del trabajo con madres y padres. Cuidar el periodo perinatal y los vínculos primarios entre pa/madres e hij@s es para mi un trabajo preventivo fundamental para la construcción de una sociedad más sana y equilibrada. Acompaño el embarazo, el post-parto y la crianza desde una mirada integradora, respetando las necesidades de la díada madre-bebé y velando por el equilibrio de la vida familiar.

Como terapeuta me he formado de la mano de Cristina Nadal y Albert Rams, con quien he colaborado varios años como ayudante, y con quien me siento profundamente agradecida. Me formé también como doula, con seminarios con Michel Odent, Liliana Lammers y Nils Bergman, psicología y psicopatología perinatal con Ibone Olza, crianza respetuosa, masaje infantil, neurociencia del sueño infantil y yoga.

En mi trabajo trato de ofrecer un espacio de seguridad, calma y respeto para que puedas escucharte en lo profundo y así encontrar tu propio camino